"Hay varias maneras de estar comprometido con el MAS", Manuel Canelas, candidato a Diputado por el MAS


Fotos: Página Siete
Entrevista realizada por I. Mercado y P. Peralta

Manuel Canelas, candidato a diputado por el Movimiento Al Socialismo (MAS), afirma que no tiene carnet de militante de este partido. Le parece una "formalidad". Asegura que por ello no cree que está más o menos comprometido, dado que considera que "hay varias maneras de estar comprometido con el proyecto".

Su padre fue dirigente importante del Movimiento Nacionalista Revolucionario; estudió ciencias políticas en España. Tiene 32 años.

Hace semanas hizo pública su orientación sexual diferente, a través de los medios masivos. Sobre ello asegura que no le generó problemas ni tampoco felicitaciones en el MAS.

Explica que la agenda que llevará al legislativo, de ser electo, está concentrada en los temas de educación, empleo, y ciencia y tecnología.

¿Tu eres militante del MAS, te defines como militante?

Siendo el MAS como es, un partido no muy bien organizado ni muy bien estructurado ni muy formal, yo creo que hay varias maneras de estar comprometido con el proyecto. Lo del carnet, que no lo tengo, me parece casi una formalidad, porque yo creo que hay mucha gente que tiene carnet, que probablemente tenga menos disciplina y menos compromiso que otros que no lo tienen. El MAS no sé yo si va terminar funcionando como un partido político clásico. Yo creo que eso te permite adscripciones y militancias muy variadas. Yo me siento muy cómodo como estoy. No creo que nadie pensaría que yo estoy más comprometido por tener un carnet, ni menos, porque suelo salir bastante en los medios; me insultan en la calle como masista... Entonces, lo del carnet ya es casi un dato menor.

Hace poco se hizo pública en los medios tu orientación sexual diferente ¿Te ocasionó problemas en el MAS?

La verdad que no me ocasionó problemas, ni tampoco me ha ocasionado felicitaciones. Y si te digo la verdad, en el MAS, obviamente muchos amigos que trabajan en el Gobierno ya tenían conocimiento de eso. Entonces, al salir la nota no pasa nada y no he tenido ni malas señales ni buenas señales.

Quizá puede ser porque no hay una reflexión muy certera sobre el tema, porque incluso los que están a favor o los que están en contra lo consideran de tu ámbito privado y tienen algún reparo de decirte "oye fuiste muy valiente u oye esto no me gusta (...)".

¿Tú estás con la idea de democratizar las visiones sobre las diversidades sexuales o apostar por la aprobación del matrimonio gay?


No conozco el caso de ningún país que de no existir legislación sobre el tema, sobre parejas homosexuales, se haya pasado directamente a la aprobación del matrimonio. Eso no pasó en ningún lugar, ni en España ni Argentina. Siempre ha sido como una regulación normativa paulatina. En España se llamaba como uniones cohabitacionales, luego uniones de hecho... Luego la vas dotando de más derechos y luego la demanda lógica siguiente es el matrimonio.

Creo que ese es el tránsito que se debe seguir en el país. Yo tengo muy buenos amigos que militan en la causa -yo no milito en la causa-, pero por supuesto es una cosa importante. Yo lo que creo es que hace falta mucho más debate en la sociedad, una capacidad de persuadir a un porcentaje amplio de la gente de que es un tema de igualdad de derechos, no de reivindicaciones específicas, sino en el marco de la Constitución. Es casi el desarrollo lógico, porque la pluralidad no termina en lo étnico.

Tú dices que no militas "en la causa", ¿cuál es la agenda que estás llevando al congreso si eres electo?

Los temas que me interesan trabajar son los que entiendo que le preocupan a la gente de mi edad. No sé si es un mal diagnóstico, pero los temas que espero poder trabajar son los relacionados con educación, trabajo, y ciencia y tecnología.

Para mí, un modelo en este sentido es el Ecuador. El ministro de Educación Superior es un tipo que yo respeto mucho, un compañero que se llama René Ramírez, quien hizo una labor excelente. Primero era el responsables de Senplades (Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo de Ecuador), que en la jerarquía ministerial le sigue al Presidente. Él hizo una gran labor en Senplades. Ahora, es un ministro de Educación Superior. Es el encargado de poner en marcha la ciudad de la tecnología, que viene en el programa de gobierno del MAS, no con mucho detalle, sino como un proyecto a desarrollar.

Entonces, para mí es un modelo en los campos que más me interesan: profundizar y mejorar todo lo que se tiene que hacer en educación superior, una apuesta realmente decidida por la ciencia y tecnología. Ahora, el presupuesto del viceministerio de Ciencia y Tecnología es irrisorio. Hay que tener una apuesta decidida por mejorar esas cosas.

¿Cuál es tu preocupación mayor en el tema de empleo?

En el tema de empleo, la calidad del primer empleo. A mí me gusta el programa del Ministerio de Trabajo, pero yo creo que tiene un impacto todavía muy escaso. Eso habría que hacer: primero que tenga un alcance nacional, que no lo tiene. Segundo, dotarlo de recursos y que se vuelva una política, porque ahora está como en fase experimental. Se aplica desde hace pocos años y sigue siendo un proyecto experimental.

Yo creo que la principal preocupación para alguien de mi edad es que te formes bien en la universidad, y que cuando salgas de la universidad tengas unas condiciones aceptables laborales, porque ahora una de las cosas que ha sufrido una transformación muy grande en el país es el elevado número de alumnos universitarios, y por ende, el elevado número de demandas y anhelos de esos universitarios de tener buenas condiciones laborales, y el Estado ahí tiene que darse prisa en acompañar eso y en ser capaz de satisfacer todas las demandas que van a salir.

¿Qué hay que mejorar en el partido MAS?

El que no tenga estructura plantea algunas dificultades a la hora de contar con ciertas cosas de antemano, recursos..., pero también plantea ciertas ventajas: el que no haya una rigidez estructural te permite más libertad a la hora de plantear internamente peleas y debates.

Yo como futuro legislador creo que la autonomía del legislador es importante. Cuando uno se compromete en un proyecto político, tiene que saber que los principios de uno no son los principios del todo. O que ya te comprometes con otra gente, que tiene otro tipo de visiones.

Las fronteras de esa autonomías son la organicidad que tienes que respetar de un partido político y la disciplina. Eso no son sinónimos de no tener voz propia, de no poder disputar ciertas cosas y en definitiva de que esas fronteras no sean móviles. Tienen que ser móviles, porque sino terminas con un partido a la vieja usanza que mata el debate y no se oxigena.

Lo que creo es que primero hay que ser consciente que cuando uno se compromete en un proyecto está dispuesto a persuadir, y a ser persuadido, a convencer y a ser convencido, y de que las decisiones que se toman hay que acatarlas. Los principios de uno entran en tensión con los principios del todo, porque si yo no estoy dispuesto a jugármela así, no me comprometo en ningún partido, y me quedo contenido, solo.

Yo estoy dispuesto a dar esa pelea, a intentar digamos que la implementación de la Constitución se haga en el sentido más progresista posible, a disputar todos los elementos conservadores que yo vea internamente en el proyecto del MAS.

¿Qué pasa si no pasa aquello, te alejas del MAS?

Cada uno tendrá un umbral de lo intolerable. La política es un ejercicio de puesta en práctica de tus principios. No solamente de deseos. Es legítimo aceptar eso, como no. Yo sé más o menos a lo que me comprometo, hasta dónde puedo llegar, y en lo que me he metido. El momento que no me convenzan, también cabe la posibilidad de que yo esté equivocado; y decir todos tienen razón, yo no estoy convencido, pero puedo estar equivocado. Si hay una cosa, que ahora no se me ocurre, pero que me resultase intolerable, me marcharía. Pero lo que no comparto son las marchas sonoras, las marchas que se van con ruido, las marchas que abren una carrera de protagonismo excesivo y que encima dicen "todo se jodió el momento que yo me fui".
,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios